La oposición abandona el Pleno por el caso licencias Bulevar Cervantes

Los Grupos Municipales PSOE, Somos, Izquierda Unida y Centristas han abandonado en bloque el Pleno en señal de protesta contra el Partido Popular. Ciudadanos ha decidido no secundar la acción del resto de la oposición, se han abstenido y han decidido permanecer en el salón de Plenos.

Según Comunicado de Prensa del Grupo Socialista, los hechos se han producido una vez finalizados los 9 puntos ordinarios recogidos en el orden del día de la sesión plenaria del mes de julio. El Partido Popular ha decidido presentar un punto de urgencia relativo a un expediente relacionado con un edificio en construcción ubicado en el Bulevar Cervantes de la localidad, en concreto un edificio de viviendas ubicado en el citado Bulevar-esquina calle Hernán Cortés. El Ayuntamiento concedió una licencia de obra mayor en el año 2013 para la construcción de un edificio de viviendas con garaje subterráneo y locales comerciales.

Se detecta un error

El arquitecto municipal ya detectó en su día un error en el plano de alineaciones utilizado para la concesión de dicha licencia, paralizando la obra y comunicándoselo a la empresa constructora antes del inicio de los trabajos. Incomprensiblemente, debido a problemas de coordinación entre los departamentos jurídicos y técnicos del Consistorio, se decidió que la licencia se ajustaba a la normativa y se iniciaron los trabajos de construcción.

Meses después y cuando la estructura del edificio estaba prácticamente terminada, el arquitecto municipal decide paralizar la obra volviendo a los argumentos iniciales en los que se indica que la licencia urbanística se había concedido en base a un plano de alineaciones que no estaba en el Plan General de Ordenación Urbanización Vigente, por lo que el inmueble invadía suelo público en las dos calles en las que se levanta el edificio.

Tras esta descoordinación entre diferentes departamentos municipales, a los que se suma la inacción política del PP,  la constructora acude a los juzgados para reclamar que tenía otorgada una licencia vigente y la justicia le ha dado la razón hasta en tres ocasiones. Esta situación va a suponer un grave perjuicio económico a la ciudad, que como siempre pagarán los vecinos de Majadahonda y que a día de hoy asciende a 3,5 millones de euros.

En este sentido, los grupos políticos de PSOE, Somos, IU y Centristas han abandonado el salón de plenos, “ya que no vamos a ser partícipes con nuestro voto de un nuevo despropósito que va a costar millones de euros a los vecinos”, ha concluido la portavoz socialista Socorro Montes de Oca.

 

Fuente: Grupo Socialista Majadahonda