La Junta Arbitral de Consumo, con sede en Majadahonda, inicia el año con cambios

Con el fin de culminar con la obtención de la acreditación por parte de la AECOSAN, para ser incluida en el listado de la Comisión Europea como órgano de resolución alternativa de litigios en materia de consumo en el ámbito de la Unión Europea, la Junta Arbitral de Consumo de la Zona Noroeste está actualmente inmersa en un proceso de adaptación a los nuevos contenidos normativos.

Dicho organismo tiene su origen en los acuerdos suscritos entre el Ayuntamiento de Majadahonda, AECOSAN (antiguo Instituto Nacional del Consumo) y la Comunidad de Madrid y se trata de un sistema alternativo a la vía judicial que “tiene una repercusión muy positiva por la calidad del servicio y por la proximidad para los vecinos consumidores”, afirman desde el Consistorio majariego.

La Junta Arbitral de Consumo de la Zona Noroeste, con sede en Majadahonda, prosigue este año con su actividad procurando aumentar el número de arbitrajes y adhesiones, y sensibilizando a la población de las ventajas de un sistema voluntario, gratuito, imparcial, rápido e independiente.